Bisquets Caseros: Receta de Panadería Mexicana

Los Bisquets son un pan muy popular en México, sin embargo, su origen es en Inglaterra; por supuesto todas las recetas con algo de historia no siempre se puede saber exactamente su origen la historia más popular de como llegó esta receta a México es a través de los inmigrantes chinos que llegaron a México desde Estados Unidos. Los chinos a su vez adoptaron la receta de Estados Unidos y por supuesto fueron cambiando de acuerdo a los ingredientes que conseguían y su estilo de cocina.

Al día de hoy esta pieza de pan se ha vuelto muy representativa de la panadería mexicana que puedes encontrarlos en casi cualquier panadería de la República, cada uno tiene su versión e incluso hay restaurantes que se han vuelto famosos precisamente por sus bisquets. A mí la receta me recuerda mucho a mi mamá ya que casi puedo asegurar que es su pan favorito y espero que esta receta ella la disfrute mucho, así como todos ustedes se animen a probarla, ya que es una receta fácil y un pan delicioso que se pueden acompañar con muchos ingredientes y hacerla tan variada como quieras. ¿Con qué lo servirías? Cuéntamelo en los comentarios.

Ingredientes para preparar la Receta de Bisquets Caseros: Receta de Panadería Mexicana

  • 500 gr. Harina
  • 75 gr. Azúcar
  • 200 gr. Mantequilla
  • 10 gr. Sal
  • 5 gr. Levadura seca
  • 10 gr. Polvo para hornear
  • 2 pzas. Huevo
  • 200 ml. Leche
  • 1 huevo para barnizar

Elaboración de la receta de Bisquets Caseros: Receta de Panadería Mexicana

  1. Para preparar esta receta lo primero que tenemos que hacer es cernir la harina junto con la sal y junto con el polvo para hornear, es muy importante que mezclemos bien estos ingredientes para que se distribuya de forma uniforme.
  2. Una vez cernidos estos ingredientes incorporamos a esta mezcla la cantidad de azúcar junto con la levadura en polvo, si quieres usar levadura fresca incorpora junto con la leche y aumenta la cantidad a 15 gr. ya que se encuentra menos concentrada.
  3. Incorporar la mantequilla cortada en cubos o dados pequeños, es importante que la mantequilla esté fría para que tenga la textura correcta nuestra mezcla, la vamos a integrar con la punta de nuestros dedos hasta formar una mezcla que sea similar a migas de pan o una textura arenosa.
  4. Mezclar el huevo con la leche y batir hasta que se integre perfectamente, esto facilita que se integren todos los ingredientes y que podamos incorporarlos de forma más sencilla.
  5. Agregamos esta mezcla a la harina y dejamos que se integren todos los ingredientes hasta tener una mezcla uniforme y sin grumos, esta masa es un poco pegajosa pero no te desesperes así debe de quedar para que los bisquets queden suaves y muy ricos.
  6. Una vez que integremos todo vamos a envolver la masa en papel film o colocamos en un recipiente con tapa y refrigeramos la masa por 30 minutos, refrigerarla ayuda a que la textura sea menos pegajosa y podamos manipularla mucho mejor.
  7. Cuando la masa repose, sacamos de refrigeración y extendemos sobre una superficie enharinada.
  8. Extender con ayuda de un rodillo hasta formar un rectángulo, una vez que tengas un rectángulo de aproximadamente 40 cm de largo por 15 de ancho vamos a doblar ambos extremos hacia el centro formando una especie de libro.
  9. Dar medio giro a la masa y volver a extender, realizar este paso dos veces más. Doblar y extender la masa hace que se formen capas en la masa y por lo tanto tendremos una masa más hojaldrada.
  10. La última vez que la extiendas estira del grosor de 1 cm a 1.5 cm. Para formar los bisquets.
  11. Usar un cortador para bisquets o dos cortadores de galletas, un cortado circular grande y otro más pequeño para forma el centro.
  12. Una vez cortados los bisquets colocar en una charola o bandeja para horno engrasada con un poco de mantequilla o con papel encerado.
  13. Dejar reposar por 30 minutos o hasta que doblen su tamaño, una vez que reposen vamos a barnizar con el huevo batido.
  14. Hornear a 180°C por 20 a 25 minutos hasta que los bisquets estén doraditos.
  15. Retirar de la charola y dejar enfriar sobre una rejilla. Servir con lo que más te guste.

Paso a paso para preparar la receta de Bisquets Caseros: Receta de Panadería Mexicana

Para preparar esta receta lo primero que tenemos que hacer es cernir la harina junto con la sal y junto con el polvo para hornear, es muy importante que mezclemos bien estos ingredientes para que se distribuya de forma uniforme.

Una vez cernidos estos ingredientes incorporamos a esta mezcla la cantidad de azúcar junto con la levadura en polvo, si quieres usar levadura fresca incorpora junto con la leche y aumenta la cantidad a 15 gr. ya que se encuentra menos concentrada.

Incorporar la mantequilla cortada en cubos o dados pequeños, es importante que la mantequilla esté fría para que tenga la textura correcta nuestra mezcla, la vamos a integrar con la punta de nuestros dedos hasta formar una mezcla que sea similar a migas de pan o una textura arenosa.

Mezclar el huevo con la leche y batir hasta que se integre perfectamente, esto facilita que se integren todos los ingredientes y que podamos incorporarlos de forma más sencilla.

Agregamos esta mezcla a la harina y dejamos que se integren todos los ingredientes hasta tener una mezcla uniforme y sin grumos, esta masa es un poco pegajosa pero no te desesperes así debe de quedar para que los bisquets queden suaves y muy ricos.

Una vez que integremos todo vamos a envolver la masa en papel film o colocamos en un recipiente con tapa y refrigeramos la masa por 30 minutos, refrigerarla ayuda a que la textura sea menos pegajosa y podamos manipularla mucho mejor.

Cuando la masa repose, sacamos de refrigeración y extendemos sobre una superficie enharinada.

Extender con ayuda de un rodillo hasta formar un rectángulo, una vez que tengas un rectángulo de aproximadamente 40 cm de largo por 15 de ancho vamos a doblar ambos extremos hacia el centro formando una especie de libro.

Dar medio giro a la masa y volver a extender, realizar este paso dos veces más. Doblar y extender la masa hace que se formen capas en la masa y por lo tanto tendremos una masa más hojaldrada.

La última vez que la extiendas estira del grosor de 1 cm a 1.5 cm. Para formar los bisquets.

Usar un cortador para bisquets o dos cortadores de galletas, un cortado circular grande y otro más pequeño para forma el centro.

Una vez cortados los bisquets colocar en una charola o bandeja para horno engrasada con un poco de mantequilla o con papel encerado.

Dejar reposar por 30 minutos o hasta que doblen su tamaño, una vez que reposen vamos a barnizar con el huevo batido.

Hornear a 180°C por 20 a 25 minutos hasta que los bisquets estén doraditos.

Retirar de la charola y dejar enfriar sobre una rejilla. Servir con lo que más te guste.

Trucos y Consejos para preparar la Receta de Bisquets Caseros: Receta de Panadería Mexicana

  • Puedes acompañar de tu mermelada favorita, yo decidí servirlos con mermelada de arándanos o blueberries y quedaron deliciosos.
  • Unta con un poco de mantequilla o un poco de queso crema para darle textura y mucho sabor a la receta.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
3 Comentarios
  1. 31 Mayo 2017
    • 1 Junio 2017
      • 2 Junio 2017

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies