2 Recetas para Halloween y Día de Muertos

Personas desbordando las calles para solicitar pastelillos a cambio de oraciones por aquellos familiares queridos pero que ya con nosotros no se encuentran, días de vigilia en donde todos los platillos son constituidos con los vegetales y cereales que provee el otoño y mientras los campanarios de las iglesias tocan a misa para que un millar de velas se enciendan a los santos y difuntos de las comunidades cristianas.

decorative mini pumpkins on wooden background

Sí algo de esto remotamente familiar te suena, es porque se trata de la famosa celebración de la víspera de de todos los santos, reservada para el día 31 de octubre, y que hoy conocemos por su contracción inglesa, All (todos) hollows (santos) eve (víspera), Halloween, sin duda pocos trazos de todo esto quedan en muchos lugares, un tanto de ello también ocurre con la navidad, sin embargo siempre es bello poder indagar porqué los niños salen a las calles a pedir dulces o cómo las personas se burlan de la muerte a través de los disfraces.

Entre las cosas que surgen de ésta y otras festividades que celebran a los muertos se encuentra la comida, en México para éstos días se solían preparar aquellos platillos y bebidas que más agradaban a los difuntos y después eran exhibidos en altares junto a sus tumbas, como si de sus aromas pudieran alimentarse los fenecidos a través de sus porosos ataúdes y en el mundo cristiano también al ser declarado un día solemne para celebrar a los santos difuntos la misa y la vigilia se enlazaban, imponiendo una dieta estrictamente vegetariana que aprovechaba las importantes cosechas de cereales y vegetales que se obtienen durante éstas fechas. Aprovechemos los platillos que se estilan por éstas fechas para dar nuevo lustro a nuestras habilidades culinarias, de todo se puede encontrar sabiendo escarbar tras la roja hojarasca que dejan los recetarios otoñales:

Pasteles de las almas:

Éstos panecillos en ocasiones planos y ovalados se solían dar a cambio de oraciones por las almas de los difuntos, de ésta práctica se cree se deriva el moderno dulce o truco que practican los niños por las calles.

Ingredientes:

  • 2 tzas. de harina cernida.
  • 30 grs. de mantequilla.
  • ½ tza. de azúcar.
  • 4 grs. de levadura.
  • 2 cdas. de agua tibia.
  • 1/2 de leche.
  • ½ clara de huevo.
  • 1 ½ cdtas. de canela en polvo.
  • ½ cdta. de sal
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • 100 grs. de ciruelas pasas.
  • 1 yema de huevo.

Preparación:

  1. Acrema la mantequilla junto con el azúcar ayudándote de una batidora.
  2. Agrega ½ cdta. de azúcar al agua y mézclala, después añade la levadura para activarla.
  3. Añade a la mantequilla la levadura, la leche y la clara, mezcla añadiendo poco a poco toda la harina, la sal y la nuez moscada, hasta obtener una masa suave. Cubre la masa con un paño húmedo y déjala reposar en un lugar templado por alrededor de 1 hora o hasta que doble su tamaño.
  4. Porciona la masa en piezas ovaladas y redondeadas y colócalas sobre una charola previamente engrasada, coloca sobre las piezas de pan 5 piezas de ciruelas pasas una el centro y las otras cuatro en dirección a los cuatro puntos cardinales, formando una cruz, y con la yema batida y con una brocha baña las piezas ligeramente, deja reposar media hora.
  5. Hornea durante 15 min a 180 ° C, o hasta que adquieran una coloración ligeramente dorada.
  6. Puedes sustituir las ciruelas pasas, por pasas u otros frutos secos según lo prefieras, chocolates y nueces también lo harán quedar bien.

Calabaza en tacha

Ésta es una forma popular de preparar la calabaza confitada, y que apreciada como postre en los altares de muertos mexicanos, se llama en tacha por las calderas que se usaban para preparar el azúcar en México “tacho”, la calabaza solía ser preparada en éstas calderas.

Ingredientes:

  • 1 kg. de calabaza.
  • 4 guayabas.
  • 2 ½ litros de agua.
  • 350 grs. de piloncillo.
  • 1 pieza de anís.
  • 1 vara de canela.
  • 1 cda. de carbonato de calcio.

Preparación:

  1. Corta en trozos la calabaza y las guayabas en cuartos.
  2. Hierva 1 litro y medio de agua, apaga el fuego, disuelve el carbonato de calcio agitando el líquido. Inmediatamente después coloca la calabaza y deja reposar 1 hora. Al terminar cuela la calabaza.
  3. El agua restante mézclala con el piloncillo, hierve hasta formar un jarabe.
  4. Agrega la calabaza al jarabe y deja hervir a fuego bajo junto con la guayaba, la canela y el anís, agitando de cuando en cuando para que no se pegue y hasta que la calabaza se suavice, el proceso tardará unos cuarenta minutos.
  5. Sirve frío acompañado de ajonjolí tostado y ralladura de naranja si lo deseas.

Y si quieres conocer otra recetas muy típicas de esta  época te recomiendo que leas estos otros artículos sobre Cómo prepara un Pan de Muerto con Nueces y Pasas o esta deliciosas Galletas caseras para Halloween.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
4 Comentarios
  1. 26 octubre 2016
    • 27 octubre 2016
  2. 15 noviembre 2014
  3. 14 noviembre 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR