3 Deliciosas Recetas de Cremas Untables Caseras (Maní, Avellanas y Dulce de leche)

Una de las mejores cosas a las que uno puede recurrir cuando se tiene mucha hambre es a tomar una rebanada de una barra de pan o una pieza de pan tostado y untarle generosamente alguna golosina, ya se trate de alguna mermelada o una crema de avellanas, es fácil, rápido y práctico y el hambre queda saciada hasta la próxima hora principal de la comida. Aunque desde niña he sido más asidua visitar a los tarros de crema de avellanas y los de crema de maní que las mermeladas (aunque en su defensa hay que decir que se pueden combinar muy bien todos éstos productos con excelente resultados en el mismo emparedado), sabores cremosos y especiales que sólo un buen vaso de leche puede ayudar a limpiar del paladar.

Recetas de Cremas Untables Caseras (Maní, Avellanas y Dulce de leche)

Pero aún más placer que simplemente comerlos es tener la habilidad de elaborar tus propias versiones de éstos famosos untables, que al comerlos o compartirlos no sólo te quedará su buen sabor sino el orgullo de haberlos preparado, te dejo a continuación tres de mis untables favoritos para cualquier pan (recetas de pan casero), waffles, panqueques o lo que quieras, espero tengas oportunidad de disfrutarlos.

Cremas Untables Caseras

1. Crema de avellanas

Ingredientes:

  • 1 ¼ tzas. de avellanas.
  • 350 gr. de chocolate con leche.
  • 2 cdas. de cocoa.
  • 3 cdas. de azúcar glass.
  • 2 cdas. de aceite de soya.
  • ½ cdta. de sal.

Preparación:

  1. Tuesta las avellanas en una sartén sin aceite, hasta que empiecen a perder un poco sus cáscaras y se tornen cafés, por alrededor de 10 o 15 minutos. Después frótalas con un trapo hasta que se desprenda su piel lo más posible. Deja enfriar las avellanas, reserva ¼ de taza para picarlas y una taza para elaborar la crema.
  2. Pica el chocolate y derrítelo a baño maría, agita hasta de cuando en cuando hasta que se suavice.
  3. Procesa una taza de avellanas, lo más fino que sea posible hasta formar una pasta, después añade la cocoa, el azúcar glass, el aceite y la sal, procesa todos los ingredientes hasta obtener una masa suave, finalmente añade el chocolate derretido.
  4. Agrégale las avellanas picadas y mézclalas con una cuchara, hasta incorporarlas en la mezcla, para obtener pequeños trozos crujientes en cada mordida. Déjala enfriar a temperatura ambiente y disfrútala con el pan o panqueques que desees. Con unas fresas frescas también resulta muy especial.

2. Crema de maní

Ingredientes:

  • 2 tzas. de cacahuates tostados sin sal.
  • 2 cdas. de aceite de soya o canola.
  • 2 cdas. de miel.
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • 1 cdta. de sal.

Preparación:

  1. Sino consigues cacahuates tostados, emplea las mismas instrucciones empleadas en el paso 1 de la receta para preparar la crema de avellanas. Si empleas cacahuates ya tostados sólo caliéntalos durante 5 minutos en un sartén previo a procesarlos.
  2. En un procesador tritura los cacahuates durante 1 minuto, apaga el procesador y desprende de sus paredes todas las piezas de cacahuate que pueda haber en sus paredes, repite el procesado por un minuto al menos otras tres veces hasta que comience a volverse una pasta suave, añade el aceite para facilitar aún más el proceso.
  3. Añade la pizca de nuez moscada, la miel y la sal, vuelve a procesar todos los ingredientes, y ajusta el sabor de la sal o miel según tu gusto. Deja enfriar y refrigera para conservar, puedes además añadir cacahuates picados si quieres un acabado crujiente.
  4. Prueba un emparedado con una cara untada con la crema de avellanas y otra con la crema de maní, la combinación puede resultar muy divertida.

3. Dulce de leche

Ingredientes:

  • 8 tzas. de leche entera.
  • 3 tzas. de azúcar.
  • 1 cda. de bicarbonato de sodio.
  • 3 cdas. de ron.

Preparación:

  1. En un cazo de tamaño suficiente vacía la leche y a fuego bajo comienza a calentarla, añade el azúcar e incorpóralo agitando de cuando en cuando hasta que ésta se disuelva en la leche lentamente.
  2. Cuando el azúcar se haya disuelto aumenta el tamaño de la flama a nivel medio y añade el bicarbonato de sodio, continúa agitando de cuando en cuando la mezcla hasta que haga espuma, de preferencia usa un cucharón de madera, remueve la espuma de la mezcla y continúa agitando hasta que se reduzca y adquiera una coloración café obscura con un brillo casi ámbar y una consistencia espesa y suave, el proceso llevará alrededor de hora y media o dos horas.
  3. Retira del fuego y añade el ron, al terminar de incorporarlo deja enfriar el dulce de leche, de preferencia consérvala en un tarro de cristal esterilizado a baño maría y en refrigeración, no sólo resulta delicioso en una rebanada de pan, también resulta una excelente compañía para las crepas o los panqueques, como por ejemplo estas crepas de hongos con salsa de chipotle y almendras.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
14 Comentarios
  1. 10 julio 2015
    • 14 julio 2015
  2. 5 junio 2015
    • 5 junio 2015
  3. 5 febrero 2015
  4. 1 febrero 2015
    • 2 febrero 2015
  5. 29 enero 2015
    • 30 enero 2015
  6. 29 enero 2015
    • 30 enero 2015
  7. 29 enero 2015
    • 30 enero 2015
      • 3 febrero 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR