El Aroma de las Flores en Nuestro Plato

Las flores como constituyentes de nuestras comidas me resultan interesantes, al igual que a los insectos polinizadores a nosotros los comensales éstas nos atraen con sus vistosos aromas y colores, además no siempre es muy evidente que nos las llevamos a la boca, ya sea enteras o sólo algunas de sus partes, cualquier cocina del mundo trata de hacer un balance entre sus recursos y los sabores que genera con lo que es capaz de producir en sus campos, la economía no sólo se limita a los animales, que siempre se tratan de comer de cabo a rabo, éste concepto también lo tratamos de aplicar a muchas especies vegetales, consumiendo sus raíces y cada extremo que crezca de sus tallos.

El Aroma de las Flores en Nuestro Plato

Cocinar con Flores

Algunas de las flores que pueden pasar desapercibidas en nuestros platillos debido a sus extrañas formas, y que para mí así lo fue durante muchos años, son las alcachofas y algunas de las variantes de Brassica oleracea (coliflores y brócolis), tanto las alcachofas como las coliflores y los brócolis son caso de flores que nos gusta comer previo a que éstas puedan abrirse, todas esas capaz que escarbamos en una alcachofa para llegar a ese delicioso centro no son más que los pétalos que esperan a abrirse, día que por supuesto nunca permitimos que llegue, y los brócolis y las coliflores son ramilletes de flores que se compactan en esos botones que con tanto gusto agregamos a ensaladas y estofados, flores que nunca maduran y que tampoco llegan a abrir, todo gracias a una cuidadosa selección llevada a cabo por el hombre desde hace miles de años.

Y qué decir de aquellas partes de las flores que se usan para otorgar sutiles olores, sabores y colores a nuestras comidas, como los pistilos del azafrán, que vuelven famosa a la paella en España, o los pétalos de las rosas que se emplean en la elaboración del agua de rosas que se usa para saborizar y dar aromas increíbles a muchas comidas del medio oriente y sus golosinas, como las famosas delicias turcas. Las flores no sólo sirven para aportar aromas, colores y sabores importantes a la comida, también hay algunas que por sus propiedades nutricionales pueden aportarnos importantes cantidades de vitamina C que ayuda mantener en forma nuestro complejo sistema inmune y en algunos casos también son fuente de antioxidantes que previenen el desgaste y envejecimiento de nuestro organismo.

Las Flores en la Cocina Mexicana

En la cocina mexicana podemos encontrar un amplio uso de las flores en diversos platillos, sobre todo es sorprendente la adopción que hemos hecho de la flor de jamaica o hibisco que provienen del medio oriente. Es de lo más común encontrar aguas frescas de jamaica servidas en casi todos los hogares y puestos de comida a lo largo de México, las flores son secadas y luego hervidas a manera de infusiones para generar un concentrado que después es rebajado con más agua, se le agrega azúcar y una buena cantidad de hielo, resultando en una bebida que refresca y agrada a cualquiera. Sin contar con la vitamina C y por sus propiedades diuréticas, otra forma de encontrar  a la Jamaica es en el famoso ponche navideño mexicano, que en esencia es un agua de Jamaica caliente cocida junto con una gran variedad de frutas, hay otros platillos que se preparan con ellas, no tan populares pero igual de deliciosos, como mermeladas de flor de jamaica, que por el alto contenido de pectina de la flor son muy fáciles de preparar y quedan con muy buena consistencia y hasta tacos de flor de jamaica, y ni hablar de algunas salsas para carnes que se pueden llegar a realizar.

Otra flor muy apreciada es la flor de calabaza, que es devorada en numerosos guisados que son luego servidos en tacos y quesadillas, sobre todo usada en la parte central del país, y también se pueden obtener deliciosas cremas y sopas a partir de ella. Las flores de azahar se usan de forma similar a las rosas, para preparar un agua de azahar que es clave para la preparación del tradicional pan de muertos que se prepara entre octubre y noviembre y la rosca de reyes, que se sirve en enero precisamente con motivo del día de reyes. Todas las flores que mencioné anteriormente no son exclusivas de México y según entiendo en muchos países se le prepara bajo otros contextos. Sin embargo hay una flor que es exclusiva de la comida mexicana, ya que es nativa de éste país y que se llama la flor de Cempazúchitl, curiosamente también está asociada al día de muertos, ya que se emplea para decorar altares de muertos y panteones, en la cocina se emplea de forma similar a como se usa el azafrán para dar aromas y colores, pero en vez de los pistilos se usan sus numerosos pétalos.

Las flores son sumamente interesantes, y se inmiscuyen desde hace siglos en gran cantidad de platillos, siempre es divertido comparar aquellas diferencias culturales que se asoman tras el buen yantar, si posees alguna receta floral que desees compartir, no dudes hacérmelo saber con un breve comentario.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
8 Comentarios
  1. 13 noviembre 2014
  2. 13 noviembre 2014
  3. 12 noviembre 2014
  4. 12 noviembre 2014
  5. 11 noviembre 2014
  6. 11 noviembre 2014
  7. 4 noviembre 2014
  8. 3 noviembre 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR