Descubriendo el Chocolate

La mayoría de las personas hemos tenido algún acercamiento con el chcocolate, en México se sabe de él desde hace muchos años, ya que se trata de la cuna de su nacimiento aunque claro no fue hasta la época de la colonia cuando el chocolate se redescubrió para formar parte de un sin número de recetas que en su mayor parte dulces han conquistado y cautivado hasta los paladares más finos a lo largo de los años.

Descubriendo el ChocolateEl chocolate revolucionó sin duda alguna la industria repostera siendo un producto que llegó para quedarse; la razón es simple ya que el chocolate tiene un sabor muy peculiar, una textura crujiente y que al momento de tocar el paladar se funde volviéndose suave y tersa; además del sabor el chocolate ha sido popular gracias a que se trata de un potente antidepresivo, así que si un día te encuentras decaído o deprimido consumir unos gramos de chocolate puede marcar una gran diferencia.

Pero ¿cómo es que el sabor del chocolate no iguala a ningún otro? el chocolate posee alrededor de 600 tipos de moléculas volátiles diferentes, por lo que no es de extrañar que su sabor sea tan único. Sin embargo no todos los chocolates tienen esta peculiaridad ya que depende de la calidad del chocolate.

Tipos de Chocolate

En el mercado existe una gran variedad de este producto y algunos de ellos ni siquiera contienen trazas de verdadero cacao, se tratan de chocolates con un alto contenido de azúcar y leche y un bajo contenido de cacao y sólidos provenientes del este producto.

Por otro lado podemos encontrar los chocolates que se denominan “finos” este tipo de chocolates utilizan semillas de cacao de alta calidad lo que permite que el producto final contenga más partículas sólidas de cacao y también manteca de cacao, generalmente su producción suele ser pequeña. El contenido de cacao hace que su sabor sea más complejo e intenso.

Ahora bien este tipo de chocolates pueden dividirse en diferentes tipos según su preparación y su contenido de cacao:

El chocolate negro: se trata de un chocolate de sabor fuerte que puede o no tener azúcares añadidos, a este tipo de chocolate no se les añade sólidos de leche por lo que se compone principalmente de sólidos de cacao, manteca  de cacao y azúcar; las proporciones de estos tres ingredientes puede variar por eso encontramos algunos chocolates que especifican si tienen el 30% de cacao, 70% o 50% según su proporción el sabor del chocolate será más intenso, es decir más amargo y astringente.

Este tipo de chocolate es ideal para preparar ganaches y bizcochos sobre todo si eres una persona que no le gustan los postres muy dulces o empalagosos.

El chocolate con leche: se trata del chocolate más popular en el mercado y es aquel al que se le incorporan sólidos lácteos y también azúcar lo que le vuelve un chocolate dulce y muy cremoso.

El chocolate blanco: este chocolate técnicamente no debería llamarse así ya que no contiene sólidos de cacao si no simplemente manteca de cacao que se ha mezclado con azúcar y con leche. Pero resulta ser un producto único de sabor dulce y muy cremoso.

El chocolate en la cocina

Como habrás comprobado seguro ya el chocolate puede ser un ingrediente muy importante en tu cocina, aunque hay que saber utilizarlo de manera correcta. La delicadeza de su sabor radica en gran parte en la forma en que se prepara; muchas veces cuando realizamos alguna decoración de chocolate o al momento de fundirlo cuando vuelva a su consistencia habitual aparece una capa más clara en la superficie. Esto indica que se han separado los componentes del chocolate por lo cual pierde ese brillo y textura que lo caracterizan.

Para evita que esto ocurra con los chocolates las empresas chocolateras realizan un proceso especial con el producto, que consiste en calentar y enfriar de manera controlada el chocolate de esta forma los cristales que se forman son más pequeños lo que le da la textura adecuada además que permite que el producto sea mucho más estable y que no se derrita o funda a temperatura ambiente.

Este proceso se conoce como temperado y también se puede realizar en casa, en especial para aquellas personas que les gusta preparar decoraciones con chocolate es ideal realizar este paso antes que nada.

Cómo temperar el chocolate

1. Fundir el chocolate en baño maría o en horno microondas en intervalos de 5 segundos para evitar que se queme; el chocolate debe alcanzar una temperatura de entre 42°C  a 45°C
2. Sobre una superficie lisa y limpia verter el chocolate, de preferencia una superficie que sea fría, vaciar en la mesa alrededor de 2/3.
3. Remover con una espátula la mezcla para enfriarla poco a poco, hasta que el chocolate comience a espesarse tiene que bajar alrededor de 4°.
5. Regresar el chocolate al recipiente donde dejamos el tercio de chocolate fundido mezclar hasta incorporar.
6. El chocolate está listo para moldearlo, es decir vaciarlo en moldes, preparar decoraciones etc.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
8 Comentarios
  1. 28 septiembre 2016
    • 30 septiembre 2016
  2. 21 noviembre 2015
    • 23 noviembre 2015
  3. 19 enero 2015
    • 22 enero 2015
  4. 4 julio 2014
  5. 3 julio 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR