FRUTAS EN ALMÍBAR: Aprende a elaborarlas en casa de forma fácil

La conservación de alimentos se realiza desde hace muchos años. Conservar los alimentos por el mayor tiempo posible no solo facilita muchas cosas en la cocina, también podemos desarrollar diferentes sabores en los alimentos. Existen muchos métodos para conservar frutas y hortalizas y hoy quiero hablarte de uno en concreto: las frutas en almíbar.

Conservar las frutas en almíbar

Esta es una de las formas más ricas y fáciles de conservar las frutas. A pesar de lo sencillo que es prepararlo es muy importante conocer un poco sobre este proceso para no tener ningún problema al prepararlo.

Se conoce como frutas en almíbar a aquella elaboración que con fruta cocida en un jarabe de azúcar sencillo; que en ocasiones suele aromatizarse con algunas especias. La cantidad de ácido, pectina y azúcar es muy importante para que tome la consistencia adecuada y la mezcla cumpla la función de conservación.

El ácido ayuda a extraer la pectina de la fruta, mejora el sabor y el color del almíbar y evita que se cristalice la mezcla. Si la fruta que utilizas no es muy ácida es importante que adiciones algún tipo de ácido: jugo de limón, ácido cítrico o vinagre para compensar la falta de acidez.

Incorporar azúcar ayuda no solo a darle sabor si no que es el agente principal que mantiene la conservación de las frutas; utilizar azúcar ayuda a retener el agua lo que hace que los organismos no se puedan reproducir o se reproduzcan muy lentamente. Generando un ambiente hóstil para los microorganismos.

Por último la pectina ayuda a darle textura al almíbar y que sea más espeso y con mejor consistencia.

El equipo necesario:

Para preparar frutas en almíbar vamos a necesitar equipo muy básico por lo que seguramente la podrás preparar en casa con facilidad.

Es necesaria una olla o cacerola grande, lo suficientemente ancha para que la cocción y la evaporación sea mucho más rápida. Utiliza una olla de fondo grueso de preferencia de acero inoxidable para que no interfiera en el sabor y que no se peguen los alimentos. Evita las cacerolas de hierro o hierro galvanizado ya que la acidez de la fruta puede actuar sobre el metal. También es necesario contar con una cuchara larga de madera, una jarra que resista el calor, una báscula, cuchillo, pelador de vegetales y por supuesto frascos herméticos para envasar las frutas con el almíbar y poder conservarlos por más tiempo.

Preparación básica de las frutas en almíbar:

Estos pasos son los pasos generales que se utilizan para preparar las frutas en almíbar por supuesto puede variar ligeramente según la fruta que estés utilizando.

  1. Elegir la fruta en buen estado, la fruta debe estar madura pero no en exceso y lo más fresca posible. Es importante lavar muy bien, retirar los tallos, las semillas y también la piel.
  2. Suavizar la fruta: es importante darle una cocción suave a las frutas para que sean fáciles de comer y podamos extraer la pectina. Dependerá de la fruta la cantidad de agua que debemos incorporar así como el tiempo de cocción, las frutas más duras pueden requerir hasta 45 minutos de cocción.
  3. Incorporar azúcar: una vez que las frutas estén cocidas vamos a incorporar la cantidad de azúcar, puede usar azúcar y la mitad de miel o melaza para aportarle un sabor distinto. Pero debes respetar el radio de 65% de azúcar es importante para que la conservación sea efectiva. Mezclar suavemente hasta conseguir que se disuelva por completo la cantidad de azúcar.
  4. Envasar: una vez que tenemos el almíbar espeso y la fruta cocida vamos a envasar nuestra preparación, este paso es muy importante si queremos que se preserven por mucho tiempo. Primero que nada debemos esterilizar los frascos sumergiéndolos en agua hirviendo, dejar secar muy bien y mantenerlos tibios. Aún con el almíbar caliente vamos a rellenar los frascos hasta el borde. Para que sea más fácil de rellenar los frascos y no contaminarlos puedes utilizar un embudo y una jarra. Colocar las tapas herméticas y dejar que se enfríe por completo una vez sellados.
  5. Por último para almacenar es importante reservarlos en una alacena seca, oscura y ventilada para evitar que se dañen y se forme moho por la humedad. Si se almacenan y envasan bien pueden durar por mucho tiempo en tu alacena. Recuerda que una vez abierto es importante que los mantengamos en refrigeración.

Estas son algunas de las pautas básicas para preparar esta rica conserva donde podemos sacar gran provecho de las frutas en cualquier temporada. Para concluir te comparto una receta de melocotones o duraznos en almíbar muy fáciles de hacer y que te pueden servir para muchas recetas. Esta receta se prepara un poco distinto ya que los melocotones son una fruta muy suave pero el resultado es delicioso y no te arrepentirás de lo fácil que son.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
8 Comentarios
  1. 8 noviembre 2016
    • 8 noviembre 2016
  2. 8 noviembre 2016
    • 8 noviembre 2016
  3. 5 noviembre 2016
    • 8 noviembre 2016
  4. 4 noviembre 2016
    • 8 noviembre 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR